viernes, 1 de agosto de 2008

AL GOBIERNO Y LOS ALCALDES: LAS MUJERES EXIGIMOS LA PILDORA ¡ AHORA !

No más mentiras ni negligencias en la entrega

En abril de este año, el fallo del Tribunal Constitucional (TC) prohibió la entrega de la píldora anticonceptiva de emergencia (PAE) en los servicios públicos de salud, restringiendo el acceso de las mujeres chilenas más pobres a este método. Indignadas ante este hecho, miles de personas salimos a las calles de las principales ciudades de Chile para manifestar nuestro rechazo a la dictadura moral del TC y para defender nuestra libertad de decidir, en un acto ciudadano sin precedentes convocado por el Movimiento por la Defensa de la Anticoncepción.

El gobierno hizo un llamado a los/as alcaldes/as a entregar el fármaco a través de los centros de salud municipales, lo que quedó formalmente expresado en el discurso del 21 de mayo, en que la presidenta Bachelet sostuvo: “la píldora estará a disposición de los interesados en cada municipio y será cada alcalde quien decidirá si lo pone a disposición de los ciudadanos. Es decir, si decide por las personas o deja a las personas decidir. Que el país juzgue”. De este modo, la entrega de la píldora quedó suscrita a la voluntad de los/as alcaldes/as de los 346 municipios que existen en el país.

La Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) elaboró un informe jurídico acerca de los alcances de la sentencia del TC sobre la píldora de emergencia. El informe concluyó que los municipios tienen respaldo en la legislación vigente para dar la píldora en los consultorios de salud. Para corroborar la legalidad de esta acción, la AChM envió el informe a la Contraloría General de República, la cual aún no se ha pronunciado sobre la materia.

El hasta ese entonces presidente de la AChM, Sr. Rabindranath Quinteros se comprometió con el Movimiento a difundir el informe jurídico entre los alcaldes y a elaborar un catastro de los municipios que repartían la píldora y los que no, ofrecimientos que aún no se concretan.

En el Congreso Extraordinario de la ACHM realizado en Puerto Montt del 25 al 27 de junio pasado pudimos, como Movimiento, catastrar 89 comunas (26% del total), y constatamos que sólo el 18% había discutido en el concejo municipal el tema de la provisión de la PAE y un 34% de ellos declaraba que se estaba entregando la píldora en sus centros de salud. Aunque una sola comuna había recibido dosis de PAE desde el servicio de salud.

La distribución de la píldora no se está haciendo efectiva en la mayoría de las comunas, incluso en aquellas en que los/as alcaldes/as se declaran favorables a la PAE. Las autoridades locales arguyen, entre otras razones, que la Contraloría General de la República aún no se pronuncia sobre la materia, que esta política de salud no se ha discutido exhaustivamente en los concejos municipales, y que hay carencia del fármaco, argumentos insuficientes desde el punto de vista de las necesidades urgentes de las mujeres. A esto hay que agregar que una cantidad no menor de alcaldes/as y concejales/as dijeron desconocer lo que estaba sucediendo en sus comunas respecto a la distribución de la PAE.

El problema de fondo es que las municipalidades no le han otorgado prioridad ni importancia a esta política de salud, lo que se refleja tanto en la falta de información como en la escasa voluntad política de las autoridades a la hora de concretar la distribución gratuita de la PAE en los consultorios de salud municipales.

Más grave aún es el hecho de que el gobierno ha decidido no traspasar a los municipios las dosis de la PAE que adquirió el Ministerio de Salud el año 2007, y que sólo se distribuirán en las salas de acogida a víctimas de violación. Esto contradice los anuncios realizados por el gobierno, lo que implica que el mensaje presidencial en lo que respecta a la PAE solo queda en eso, en el discurso.

El resultado de todo esto es una grave inequidad en el acceso al fármaco, puesto que, actualmente, las mujeres que tienen el dinero suficiente pueden adquirirlo en las farmacias, mientras que las de menores recursos no tienen la posibilidad de contar con ella, debiendo asumir embarazos no deseados o recurrir al aborto.

¿Qué haremos frente a este desalentador escenario? ¿seguiremos las mujeres incapacitadas para decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas?, ¿deberemos seguir afrontando un embarazo no deseado o inoportuno mientras existe un producto que permite prevenirlo pero que está fuera de nuestro alcance?, ¿deberemos seguir esperando que los/as alcaldes/as y el gobierno se decidan a actuar?

Por supuesto que no. Las mujeres y la ciudadanía exigimos al gobierno que cumpla sus compromisos, y a las autoridades municipales que respondan a su obligación de garantizar el acceso de las mujeres a todos los métodos anticonceptivos, incluyendo la PAE, y respetar los derechos humanos fundamentales: la libertad de decidir, la autonomía para tomar decisiones y la libertad de conciencia.

Como Movimiento por la Defensa de la Anticoncepción, y en representación de las miles de personas que el día 22 de abril pasado salimos a las calles, seguiremos exigiendo el respeto a la libertad de decidir de las personas sobre su sexualidad y su reproducción y al derecho que tienen las mujeres de acceder a la PAE, sin discriminación de ningún tipo. Este será un asunto al cual pondremos especial atención en las próximas campañas electorales donde, sin duda, apoyaremos a quienes muestren un compromiso concreto con la salud y derechos de las mujeres.

MOVIMIENTO POR LA DEFENSA DE LA ANTICONCEPCION: POR LA LIBERTAD DE DECIDIR
Movimiento.anticoncepcion@gmail.com

1 comentario:

Alejandra López dijo...

Ante todo me voy a presentar. Mi nombre el Alejandra y soy española, y aunque aun solo tengo 17 años, tengo que deciros que estoy totalmente comprometida con vuestra cusa.
Aqui, la pildora se distribuye gratuitamente en los centros de salud y aunque no seas mayor de edad, si ya has cumplido los 16 años tienen la obligacion de entregartela sin necesidad de informar a un familiar adulto.
Gracias a esta medida, probablemente yo he podido evitar un embarazo no deseado a los 16, por que aunque no savia si eso podia acabar acabando en embarazo, no me lo pense 2 veces y fui al centro de salud mas cercano.
Algo muy bueno de aki es que tienen una politica de privacidad muy grande, ya que al poco de tomarla yo tuve que acudir a mi medico de cabecera a hacerle una consulta y el me pregunto si era cierto que la habia tomado , yo le dije que si, y su contestacion fue:
-¿Supongo que no querras que se enteren tus padres?.
Al decirle que no, en seguida me dijo que no me preocupara que se ponia una nota junto a ese archivo diciendo que hera confidencial.
Espero que vosotras podais obtar a esta opcion muy pronto, ya que creo que es un derecho muy importante que la mujer pueda decidir sobre sus actos y sobre su cuerpo.
Em mi blog pondre el eslogan "Embarazo cuando decido, sexo cuando deseo", ya que aunque desde aki no pueda hacer mucho, si consigo que mayor cantidad de mujeres se enteren, ya sera un pasito mas hacia un objetivo que no solo os concierne a vosotras si no a las mujeres de todo el mundo.
Un beso muy fuerte! y os deseco toda la suerte dle mundo.